CLACSO y la Plataforma Global por el Derecho a la Ciudad organizan una serie de tres diálogos para dar a conocer el cuaderno “El Derecho a la Ciudad frente a los desafíos actuales»

Los objetivos de estos diálogos es dar a conocer el cuaderno a través de las-os autoras-es, profundizar sobre el Derecho a la Ciudad desde diferentes perspectivas y conectar con otras luchas. Se desarrollarán en julio, agosto y septiembre, fechas aún por concretar.

Cuaderno “El Derecho a la Ciudad frente a los desafíos actuales”

Este cuaderno recoge diversas perspectivas políticas y sociales para avanzar en la realización del derecho a la ciudad en América Latina desde la mirada de las desigualdades urbanas, a través de reflexiones que proporcionan insumos prácticos para ser utilizados en iniciativas de sensibilización, formación e incidencia por actores y organizaciones interesadas.

Motivación y contexto

Desde hace más de medio siglo, el Derecho a la Ciudad es un paradigma urbano en movimiento, nutrido tanto por aportaciones académicas como por la movilización y reclamos de organizaciones y barrios alrededor del mundo. La redistribución de los bienes materiales va de la mano de la democratización de la toma de decisiones, en una conceptualización de la ciudad que enfatiza su carácter de comunidad política y territorio socio-ecológico cuyas dinámicas no pueden circunscribirse a los límites administrativos. Una noción de ciudadanía revisitada, que implica desvincularla del estatus de nacionalidad para anclarla en cambio en el acceso a derechos y oportunidades para una vida digna.

Desde el Estatuto de la Ciudad de Brasil (2001) o la Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad (2005), pasando por la Constitución de Ecuador (2008) o la Constitución de la Ciudad de México (2017), el derecho a la ciudad cuenta hoy con amplio reconocimiento en los marcos jurídicos nacionales y locales en varios países de la región. A su vez, su inclusión en la Nueva Agenda Urbana (2016) supone, junto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015) y el Acuerdo de París (2015), un marco importante para dar seguimiento a los compromisos asumidos por gobiernos de todo el mundo para enfrentar las causas profundas de las desigualdades sociales, la segregación urbana y el cambio climático. Pero del papel a los hechos hay, sin duda, mucho trecho; y, como el espacio urbano, el derecho a la ciudad también es un concepto en disputa.

Las múltiples crisis sanitarias, sociales, políticas, económicas, climáticas y ambientales se hacen sentir con fuerza en América Latina. Son preocupantes los retrocesos hacia prácticas autoritarias y discursos que buscan invisibilizar el racismo, la misoginia y la LGBT+fobia como problemas estructurales en nuestras sociedades. El contexto de la pandemia global acentúa los desafíos pero también señala las prioridades y posibilidades para el futuro inmediato. La situación de emergencia sin precedentes desatada por el COVID-19 pone de manifiesto la interdependencia y la vulnerabilidad de la vida, indicando la urgencia de repensar nuestras ciudades y territorios desde la escala de la proximidad y una ética de los cuidados. En ese marco, el rol de las comunidades y de lo público se vuelve crítico para avanzar en estrategias de solidaridad y colaboración multi-escala hacia horizontes más equitativos, democráticos y sustentables.